Mi primer blog

Mi nombre es Marco Antonio Soriano Romo. Soy terapeuta de lenguaje y técnico audiometrista, estudié en el Instituto Mexicano de la Audición y el Lenguaje. Tengo ya casi 10 años de trabajar con niños sordos con auxiliares auditivos o implante coclear basándome en la filosofía oral.  También he atendido casos de pacientes con problemas de lenguaje y habla, problemas de lectoescritura y aprendizaje.

Creo este blog con la finalidad de informar. Tener  un hijo con problemas auditivos y de lenguaje es complejo para los padres: pruebas, tipo de prótesis y lo más importante: la cantidad, el contenido, el método y la calidad de la terapia de lenguaje.

Espero que la información, las anécdotas, las críticas  y los casos que detalle sean de utilidad

 

Diferencia entre lenguaje y habla 

A  lo largo de mis años como terapeuta y durante pláticas con maestros de escuela regular y en  las entrevistas con los padres de niños con problemas de lenguaje y/o pronunciación, comúnmente suele presentarse una confusión: no saben diferenciar lenguaje y habla.

Esta confusión puede ser entendible para los papás y personas que no se dedican a ésto, pues los adultos vivimos comunicándonos de manera natural que rara vez reflexionamos sobre la maravilla del lenguaje y  las funciones de  las estructuras anatómicas, procesos y estímulos que permiten el desarrollo lingüístico. Sin embargo para los terapeutas de lenguaje es un error grande.

Entonces a todo trastorno lingüístico lo generalizamos como problema de lenguaje y  en muchas ocasiones algunos especialistas tratan el problema de lenguaje como problema de habla y viceversa.

Para comprender mejor este tema hagamos la diferencia entre lenguaje y habla. El lenguaje es el pensamiento que le vamos dando sentido de acuerdo a la lengua que estemos expuestos. El lenguaje permite comunicar y entender ideas estructuradas según el sistmema de cada lengua. 

El habla es la presentación sonora de esas ideas. Es el vehículo por el cual manifestamos todas las ideas estructuradas que permitan que seamos escuchados por un interlocutor. Cada lengua tiene un sistema fonético que permite la expresión oral.

En pocas palabras lenguaje es comprender y pensar y habla es la expresión de esas ideas mediante palabras ya establecidas arbitrariamente en cada idioma.

Para iniciar el tratamiento terapéutico con pacientes con problemas en la comunicación lo primero que debemos establecer es si hay problema de lenguaje o habla o ambos están afectados. Dejemos ya de lado el pensamiento que los ejercicios de labios y lengua solucionan todo trastorno lingüístico.

Los tipos y grados de pérdida auditiva 

Las pérdidas auditivas son un problema de salud que según la OMS afectan al 10 % de la población mundial, en México es el defecto congénito más frecuente con una prevalencia de 1 a 3  por cada mil nacimientos en el contexto internacional.(Tomado del programa de acción específico  “Tamiz auditivo neonatal e intervención temprana”)
Los tipos y grados de pérdida auditiva varían, similar a la pérdida de la vista,  se clasifican según la localización y la cuantificación del daño.La sorderas pueden ser congénitas o adquiridas, comúnmente podemos podemos encontrarlas por condiciones genéticas, enfermedades y medicamentos, algunas por una combinación de factores y  otras que no se pueden determinar. 

Hay tres tipos de pérdida auditiva: conductiva, neurosensorial y mixta. 

Las pérdidas conductivas se localizan en el oído medio y suelen ser provocados por condiciones y enfermedades como: atresia, otosesclerosis, otitis media, colesteatoma.

Las pérdidas neurosensoriales se localizan en el oído interno, en la mayoría de los casos el daño está en la cóclea y es provocado por factores adversos al nacimiento, genéticos, enfermedades y medicamentos.  En otras ocasiones el daño está en el nervio auditivo .

La pérdida mixta es una combinación de las dos anteriores. Es decir hay daño en oído medí e interno. 

Una vez establecida la tipografía del problema auditivo es necesario establecer el grado de audición que permanece. Para esto es necesario explicar lo que es el umbral auditivo. El umbral auditivo es la mínima intensidad de sonido para cada frecuencia capaz de estimular y provocar audición. En las personas con audición normal este umbral se ubica entre 0 y 20 dB (decibeles) pérdida superficial de 20 a 40 dB, pérdida media de 40 a 70 dB, pérdida severa de 70 a 90 dB y pérdida profunda 90 +   dB.

El audiólogo es el especialista encargado de diagnosticar los problemas de audición, mediante distintas pruebas mide y localiza el grado y tipo de pérdida auditiva otorgando un diagnóstico confiable que a la largar servirá para la elección de prótesis  auditivas adecuadas al problema, ya sean aparatos auditivos o implante coclear.  Una vez que el paciente está diagnosticado y cuenta con prótesis adecuadas a su pérdida es momento de  acudir a terapia de lenguaje. Los avances son lentos y se respetan los procesos de adquisición del lenguaje oral como cualquier otro niño. Las terapias de lenguaje van desde filosofía oral, método auditivo verbal, comunicación total  y lenguaje de señas. Todo depende de la edad del niño, diagnóstico y prótesis auditivas. En otra ocasión trataremos este tema minuciosamente.